Métodos de Evangelismo

La situación del mundo actual demanda un evangelismo contextualizado, y dinámico, para ese fin, se ofrece una serie de métodos de evangelismo.

Evangelismo personal y casa por casa. Este método trata de llevar el evangelio de persona a persona, en la calle, en el trabajo, o de casa en casa. Este es el método bíblico, y funcional, porque la persona atiende mejor el mensaje y el evangelizador puede contestar preguntas e inquietudes del evangelizado, Lucas 14:23.

Evangelismo por medio de campañas evangelisticas. Este método es funcional al planificar adecuadamente, es decir, llevar a cabo una precampaña de visitación, para preparar a los vecinos a asistir a la campaña; programar bien la campaña con sus diferentes equipos que se encargan de ejercer el trabajo en el área que les corresponde; después de la campaña, llevar a cabo la postcampaña; primero, para consolidar la fe de los que aceptan en la campaña; segundo, para seguir trabajando con los que asistieron a la campaña y no hicieron su decisión.

Evangelismo por medio de células. Este método consiste en dividir la iglesia en pequeños grupos de creyentes, quienes invitan a los amigos a asistir a las reuniones de estudio bíblico de tipo evangelistico en casa de hermanos o amigos, el propósito es ganar almas para Cristo. La reunión de células puede ser una o dos vez por semana.

Evangelismo por medio de literatura. La distribución de literatura es un método muy funcional. Se trata de regalar Biblias, Libros de contenido evangelistico, porciones bíblicas, Tratados, Revistas.

Evangelismo por correspondencia. Enviar cartas a amigos, Tarjetas de invitación a actividades evangelisticas, Estudio Bíblico por Correspondencia.

Evangelismo por medio de obra social. Seguir el ejemplo del Señor Jesucristo, que predicó el evangelio y a la vez alimentó a los hambrientos. Jesús dijo: “Para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos”, Mateo 5:16. El apóstol Santiago nos enseña lo mismo, Santiago 2:14-17.